Actualidad

Televisión pública, dinero público

Nunca he entendido porque las televisiones en España insertan tanta publicidad que al final el programa que estás viendo sólo lo puedes seguir en las pausas que los spots dejan libres.

Me molesta que en el momento más interesante de la película planten el cartelito de “volvemos en cinco minutos”, cómo si ese espacio temporal fuera brevísimo. Aún recuerdo cuando los presentadores decían que en la pausa sólo te iba a dar tiempo a beber un vaso de agua y era verdad.

Así y todo, puedo comprender que las cadenas privadas sucumban al embrujo de la mercadotecnia por los beneficios económicos que ello conlleva. Lo que se me escapa es el por qué de los anuncios en la cadena pública. ¿No se supone que todo lo público está financiado con dinero de todos los habitantes de este país? Si nosotros y el Gobierno le damos dinero a Televisión Española, ¿por qué necesitan incluir tanta publicidad?

Pues bien, aún costará que en España retiren los anuncios de la cadena pública, habida cuenta de la gran deuda económica que le azota. Pero nuestro país vecino ya ha decidido que “al servicio público, dinero público”. Nicolas Sarkozy ha prometido cubrir completamente la pérdida de dinero que supondrá para la cadena la falta de ingresos publicitarios, ya que no desea cargar con parte del gasto a los telespectadores que ya pagan una cuota de 116 euros por el receptor de señal.

Como dice el refrán “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”. Es por ello que España ya debería ir preparándose para el levantamiento de voces a favor de la iniciativa del presidente francés. Sin ir más lejos en Portugal ya se han encontrado con problemas de esa índole, pero el primer ministro José Sócrates no da su brazo a torcer tan fácilmente y de momento parece que Sarkozy se queda sólo en su bote antipublicidad. Tiempo al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *