Actualidad

Drogas fashion

No, no lo son. Las drogas destrozan el cerebro y pueden producir graves transtornos de la personalidad llegando incluso a la esquizofrenia o a la manía persecutoria. La gran mayoría de la población conoce esos datos. Pero la gran mayoría de la población no está constantemente en riesgo de sucumbir al embrujo de “por probarlo no pasa nada. Así seré más aceptado, más guay, más estupendo de la muerte ante mis amigos”.

Es por eso que la ONU está preocupada por la repercusión que puede tener entre la juventud la visión de las drogas como algo fashion, que es un mero trámite para convertirse en estrella del cine, la pasarela o la música.

No todo el mundo famoso se droga, pero los que lo hacen no son condenados por ello, si no que se les ríen las gracias y se comenta en los platós televisivos que abusa de alguna sustancia, como si se tratase de lo más normal del mundo. Pero no lo es.

Además de que ya no nos repugna el hecho de observar a las “celebrities” consumiendo cocaína, lo aceptamos como algo circunstancial y que no tiene, a medio plazo, una verdadera repercusión en la carrera mediática de ese famoso de turno. Véase el caso de Kate Moss que, tras ser fotografiada introduciéndose por la nariz de todo menos sentido común, perdió un contrato millonario para firmar otro con igual número de ceros en sólo unos días.

Todo esto hace que desde la ONU, más concretamente desde su Panel Internacional para el Control de Narcóticos (INCB) hayan decidido tomar cartas en el asunto, ya que “esa indulgencia envía un mensaje equivocado a los jóvenes, según publica en su informe anual, en el que, además, pide a los gobiernos que se centren más en la persecución de los grandes narcotraficantes y no tanto en los pequeños camellos”, tal y como recoge hoy el diario “El País”.

Desde mi punto de vista considero que dar pábulo a ciertas personalidades, por llamarlas de algún modo, que aparecen drogadas o borrachas en los medios de comunicación, constituye un error siempre y cuando se trate ese hecho como una mera eventualidad. El consumo de drogas debería ser vetado en los medios de comunicación si no se va a hablar de ello como un grave problema de nuestra sociedad de hoy. Tal vez tan ociosa que ya no sabe en que emplear su tiempo libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *