Andrea de la Rica
#PersonasQueSuman

Andrea de la Rica. “Hay personas que nacen con su propia esencia, y Andrea la tiene”

Para cualquier persona que se dedique a escribir y a comunicar es siempre mucho más sencillo hacerlo sobre temas conocidos, sobre pasiones compartidas y sobre hechos que unen en vez de separar.

Presentar hoy a Andrea de la Rica es para mí un honor, como lo ha sido con cada persona que me ha dejado colarme en sus vivencias. Pero en su caso, es además un placer por aquello que tenemos en común

La tierra en la que vino al mundo, es también la mía y eso genera una cercanía difícil de igualar. Barakaldo la vio nacer pero fueron las calles y plazas de Sodupe las que le acompañaron en sus primeras incursiones en el camino de la vida, su cambio de la infancia a la adolescencia, y quienes acogen aún hoy sus vivencias.

En cada uno de aquellos pasos que iban acercándola a lo que es hoy día, su familia ha sido siempre un pilar fundamental. Ellos le inculcaron sus valores, que ahora son los de ella, además de la pasión por el deporte, concretamente el esquí que se ha convertido en su sana adicción. Mirando hacia atrás, puede sentir la ola de amor incondicional que siempre han volcado sobre ella, a pesar de los momentos duros y el despertar al dolor al que nadie es ajeno en uno u otro momento.

Hay personas que nacen con su propia esencia que las hace diferentes del resto, con ese brillo especial que denota que han nacido para hacer la diferencia y Andrea la tiene. Inquieta desde pequeña, comenzó con sólo cuatro años a tocar el piano, pero no fue la música su único amor.

El tenis le cautivó hasta el punto de lograr el éxito en tres campeonatos de Euskadi y una formación en la prestigiosa escuela de Carlos Moyá. Sin embargo, el sacrificio que una carrera deportiva suponía le habría alejado de los estudios y decidió retirarse a los 16 años, con un gran palmarés a sus espaldas.

Nacida de una madre dedicada a la medicina y al cuidado de los demás no es de extrañar que esa área le llamara la atención. Sin embargo, finalmente, fueron los genes paternos los que ganaron la batalla y se decantó por Administración y Dirección de Empresas. Su relación con esa carrera se cocinó a fuego lento, como los grandes amores y aunque le costó amarla cuando consiguió hacerlo supo que sería un idilio de por vida.

De los empleos temporales para costearse sus caprichos, a pesar de que sus padres siempre le han dado todo, al salto a su trabajo en el Athletic de Bilbao, hay una distancia que sólo puede ser salvada con esfuerzo y dedicación y Andrea ha demostrado que la constancia es uno de sus fuertes. No sólo a nivel laboral, sino también cuando la salud se ha resentido su carácter ha hecho de ella una guerrera, logrando vencer con la mejor de las actitudes a la enfermedad y aprender de la situación sacando lo mejor de si misma.

beBee apareció en su vida de la mano de Javier 🐝 beBee, y gracias a esta red ha descubierto una plataforma cercana, humana y creada para compartir todo aquello que te ayude a mejorar tu marca personal.

Ella que soñaba con ser feliz con aquello a lo que se dedicase, que amaba la música, y a los suyos, sigue siendo la niña inquieta y curiosa que ama viajar y conocer nuevas culturas. Hoy, el viaje le lleva a cada una de vuestras pantallas, recorriendo la distancia que separa un alma de otra. No es una ruta a tierras lejanas, pero a veces el camino más largo es el que existe entre dos personas que aún no se conocen.

Por eso, @Andrea gracias por dejarme recorrer la distancia que me separaba de ti y permitirme conocerte un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *